El retorno

instagram-viral-odio-fotosEsto de las redes sociales es la repera. En mis tiempos había que ir al bar o a la plaza para enterarse de lo que acontecía en el pueblo… pero ahora ¡Rediosla! que estaba yo tirado en las playas gallegas y leía el Diario de Marugán, y me van a disculpar que no contestara más que escuetamente, que tenía un perezón.

Y oiga, que el mundo es un pañuelo. Allí que me crucé con el concejalísimo, que olía a mariscada y albariño que empachaba. Yo lo saludé, como mandan los cánones de la educación… él, fiel a su costumbre, no me vio o fingió no verme, puede que porque anduviera haciendo novillos en sus obligaciones como concejal y presidente de EE.UU. (Entidades Urbanísticas, no vaya a pensar en otra cosa, aunque todo se andará, que si Trump está a las puertas, todo es posible), y se hubiera escapado sin avisar al jefe de su ausencia.

Pues nada, que llevo mucho retraso y se me acumula el trabajo.

He leído la entrevista a Nacho Rivilla ¡Adorable, el muchacho! Que parece que ha cogido el “Manual del Perfecto Líder Mediático” y lo sigue al dedillo. No es que diga mucho nuevo, pero se le ve cómodo en el papel, sobre todo cuando tiene que explicar su ausencia en las reuniones… pero oiga, que se las han contado… que ya conocemos lo literales que son nuestros jovencitos cuando relatan historias vividas y lo asertivos y empáticos que son en sus manifestaciones. En fin, que dice que lo de las dos orquestas, que mal, que lo de subir la orquesta a la urbanización para unir a la misma y al pueblo, que bien, pero que mal, pero que bueno… vamos, que no se aclara, o sí… en fin, que se mete en un jardín del que no sale muy herido gracias a la bondad maternal de la entrevistadora… que si le hubiera metido los dedos en la boca…

Que dice, además, que sólo se les convoca para hablar de fiestas… tampoco es que se prodiguen mucho en otras actividades culturales que se han programado, ni que manifiesten mucho interés por ellas… que la “liada” con amenaza de boicot, no se generó por la escasa calidad de las lecturas de la biblioteca.

La merendola del Domingo de fiestas, me cuentan que bien. Que para una cosa que al parecer les ha hecho caso Roque a las juventudes, van y se piden pizza y no aparece ni uno a la chorizada de hermanamiento… ¡Ay, señor!

El camino de Villacastín. Sí, ya está en marcha… a medias, que la llave de los duros la tiene la oposición, que prefiere ver cómo se pudren los dineros en el banco (casi 800.000 euros de vellón cogiendo polvo) antes de darle un solo punto a la gestión del alcalde. Lo del perro del hortelano, vamos.

Otrosí, el consultorio. Ahora es el concejalísimo el que no se aclara, que antes corría mucha prisa arreglarlo, que llevaba meses avisándolo, que ya lo decía (segun él) Don Ovidio antes de irse. Ahora no, no es tan urgente. Que un muro de adobe esté derrumbando una pared, pues mire, que puede esperar hasta enero.

¿Y qué más? pues de momento esto, que todavía estoy quitándome restos de percebe de los dientes…

Anuncios

Un comentario en “El retorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s